On Beauty

"Por ahora no me mata", le contesté a una amiga el otro día, cuando me preguntó qué me parecía On Beauty de Zadie Smith.

Sesenta páginas después, no podía soltar el libro. Y ahora, que lo terminé, me animo a afirmar que no será mi título preferido, pero sí integra la lista de aquellos que me alegra haber terminado.

Porque banco terminar los libros cuando no me desvelan, pero algo en este me decía que tenía que darle una chance.

La delicadeza con la que Smith capta las relaciones de la novela es digna de los grandes.

Quizás el momento mejor logrado sea hacia el final, en la página 398 de mi edición, cuando Kiki resume las complejidades y paradojas del matrimonio ante su marido, con una claridad de entendimiento que la vemos ir generando, de a poco, durante toda la novela.

Me emocionó leer tanta realidad condensada en esos pocos renglones que conforman un párrafo.

On Beauty explora también temas de raza, arte, vida académica. Echa luz sobre la identidad, la hipocresía, el amor propio y sobre cómo a veces las familias que parecen más diferentes entre sí pueden terminar siendo mucho más cercanas -aunque no por eso, afines- de lo que hubieran creído posible.

Dato de color: la obra está basada en Howards End de E. M. Forster. La adaptación de los temas y de los personajes a conflictos y caracteres más contemporáneos es brillante.

On Beauty es lo primero que leí de Zadie Smith pero está claro que no será lo último.

¿Y vos? ¿Conocías esta obra o a su autora?

¿Sos de los que, cuando no se engancha del todo con una historia, la abandona o perseverás y leés hasta el final?

PH @mianovillo