Mi casamiento con el Negro

Cada vez más, conozco mujeres que cuentan la misma historia: "Estoy de novia hace unos años y viene todo bárbaro. Nos tenemos confianza, respeto, amor. Nos llevamos de diez con nuestras familias y amigos... pero yo ya me quiero casar y él me dice que todavía no está listo".

A muchas amigas les pasó. A mí, también.

Para quienes me preguntaban cómo fue mi noviazgo con el Negro, y cómo decidimos casarnos... Bueno, algo les conté en el vivo, pero repito por acá para quienes se lo perdieron; el noviazgo fue "normal", si es que existe tal cosa. Fueron dos años espectaculares, con algunos desafíos (provocados por la distancia, que siempre me costó), pero sin mayores sobresaltos. Todo fluyó desde el principio; creo que después de todo lo que la había remado en la previa, el karma se apiadó de mí.

Al año y medio de novios (un abril de 2016) me propuso casarnos ese diciembre.

Antes de su propuesta, que tuvo lugar en Ezeiza y fue super casual (recuerden, no van a encontrar pasacalles por aquí), habíamos tenido algunas -varias- charlas, en las que yo planteaba estar lista para dar el paso y él me sugería esperar un poco más. "Si total nadie nos corre y así estamos muy bien".

Ante comentarios del estilo hay quien podría aconsejarnos: "Mmm. Quizás te está bicicleteando. Tené cuidado, no pierdas el tiempo, si estuviera enamorado de vos querría casarse YA". Admito que yo también me lo planteé.

Pero bueno, resulta que no siempre es así. En las relaciones no hay clichés. Si estás de novio/a y este es tu caso, resumo mi consejo -por falta de caracteres- en que, de nuevo, escuches tu intuición. Si tu novio/a te respeta, se muestra enamorado/a y la cosa avanza, no tiene nada de malo que los tiempos no sean EXACTOS a los tuyos. Total, ya tendrán toda la vida para estar juntos...

Las personas no somos de manual.

Ojo: a veces a la otra parte SÍ hay que darle un empujón. Y eso no quiere decir que te quieran menos o que vos seas un desesperado/a por querer avanzar. Si sospechás que este es tu caso, te deseo paciencia, paz mental y, sobre todo: comunicación. Hablen abiertamente del tema y sin pudor que, como diría#LaMadreDeRosie: "Que solo te dé vergüenza robar".

© 2020 by Rosario Oyhanarte. Proudly created with Wix.com

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now