La monogamia literaria

¿Creés en la monogamia literaria, también entendida como el leer un libro a la vez? Si sos de los míos, no la practicás. A ver, no es que siempre sea infiel a la lectura de turno. Cuando encuentro un libro que me vuela la cabeza, no tengo tiempo ni ganas de leer nada más; en cambio, cuando me aboco a una lectura que decepciona, me pongo más ansiosa que nunca respecto a la pila que me queda por leer y así, empiezo a colar y mechar otras lecturas, en el afán de avanzar con todas las que tengo pendientes. OJO: cuando un libro no me gusta para nada, no es que caigo en la infidelidad: directamente, corto la relación. Lo dejo, sin culpa, y paso al próximo. Ya lo dije hasta el hartazgo: la vida es muy corta y hay mucho por leer. En cambio, me refiero a esas otras lecturas, que no nos vuelan la cabeza pero tienen algo que nos llama la atención; a las que queremos darles una chance aunque no terminan de satisfacer. La última vez que rompí la monogamia literaria fue con I Feel Bad About My Neck And Other Thoughts On Being a Woman, el libro de ensayos de Nora Ephron. Me dejé tentar por el título y además, no es novedad que me gusta mucho la autora, también guinoista y directora, de obras como When Harry Met Sally, You`ve Got Mail y Sleepless in Seattle. A su novela, Heartburn, se las recomendé con ahínco. I Feel Bad About My Neck (...) tiene la frescura de siempre pero me resultó trivial. Por eso, lo leí despacio, un ensayo por vez, mientras avanzaba con otras novelas que ya les reseñaré. Contame. ¿Sos monógamo, o no? Me refiero en lo literario, eh.

PH @miaastrada

© 2020 by Rosario Oyhanarte. Proudly created with Wix.com

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now