Rosie´s Chicks


Tengo grandes recuerdos de mi época de soltería; lo único que no recuerdo con tanto alborozo es que solían faltarme aliadas para salir. Era lógico: la mayoría de mis amigas ya estaba casada, con hijos o a punto de, y entonces, llegado el viernes, conseguir soldadas de rumba era más difícil que ayudar a Luismi a encontrar a Marcela.

Pero no pensaba quedarme sin salir solo por no tener con quién, y entonces, me obligué a abrirme, a conocer nuevas mujeres y reflotar amistades de antaño. Hasta el día de hoy conservo esos vínculos; quizás ya no vamos los jueves a Tequila, no hacemos preboliches los sábados ni nos ven rondando por Brandy, pero hemos sabido resignificar nuestra amistad.

Esto de "salir a hacerse nuevas amigas" puede parecer fácil de concretar, pero muchas veces no lo es. Hay días en que me daba tannnta fiaca arrancar, o en que me enojaba tener que "forzarla" y salir con la prima de la amiga de la hija de la hermana. Pero me obligué a dejar mi zona de confort.

En su momento, para facilitar la cuestión se me había ocurrido armar una suerte de club, que fuera punto de encuentro de mujeres; un espacio donde organizar talleres, charlas, cursos, pero también preboliches, rondas de cartas y todo aquello que tuviera como objetivo la unión.

No llegué a armar dicho espacio físico -aún-, pero de a poco este blog empieza a funcionar como punto de encuentro...

Cuando organicé "Mujeres que aman" uno de mis objetivos fue justamente ese, invitar a mujeres de distintas edades y barrios a conocerse y profundizar.

Y el jueves pasado finalmente sucedió algo que me pone muyyyy feliz: bajo el nombre de "Las Rosie´s" (podríamos cambiarlo, jaja), un grupo de lectoras salió a comer y tomar algo. Me cuenta @beatrixloly, la organizadora: "Fue genial porque éramos todas desconocidas, menos mi hermana y yo. Fue super variado, había chicas de todas las edades, pudimos presentarnos y contar nuestras experiencias de vida. Mi hermana se levantó a un pibe que la invitó a una fiesta en febrero, ella no puede ir pero nos pasó el contacto a nosotras, así que es una para todas, todas para una jajaja".

Aplaudo a todas las que le pusieron pilas al jueves y se mandaron, aunque a veces dé fiaca arrancar. Ojalá nazcan nuevas amistades a partir de estos encuentros, que se formen nuevas compañeras de anécdotas y copilotos de aventuras. Quizás sean amistades para toda la vida. Quizás, no... Y está muy bien. Cada tramo del viaje puede presentarnos con pasajeros nuevos; no todos nos acompañan en cada estación


© 2020 by Rosario Oyhanarte. Proudly created with Wix.com

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now