Recomendados Dubai

Bienvenidos a la tierra donde los camellos conviven con los rascacielos y los shoppings alojan acuarios y pistas de esquí. Donde –casi nunca– está nublado, en cada esquina se rompe un nuevo récord y la oferta de restaurantes es casi tan alta como su calidad. Uno de los destinos más exóticos donde nos tocó vivir con mi marido fue Dubái. Después de la experiencia escribí una nota para Bamag con todos mis tips. Comparto a continuación: -Dubái es uno de los siete Emiratos Árabes Unidos, una megalópolis que cada año inaugura nuevos colosos de cemento, aunque hace solo unas pocas décadas era una postal de campamentos beduinos. -Desde la Argentina no se ofrecen vuelos directos, sino que se puede llegar a través de Qatar Airlines (con escala en San Pablo y Doha) o Fly Emirates (con escala en Doha). La otra opción, recurrente, es volar vía Europa. -Por un lado, se hallan tiendas como H&M, Sephora y Forever 21 o restaurantes como The Cheesecake Factory o The Shake Shack. Hay, también, sucursales de Nobu, Zuma, La Petite Maison... Pero, a la vez, con manejar menos de una hora en auto se pone pie en su desierto poblado por camellos. -Lo ideal es visitar la zona entre noviembre y fines de marzo, porque fuera de estas fechas las temperaturas son altísimas, intolerables. -La estadía no debería durar menos de una semana. Las playas son una atracción, de por sí. La mayoría pertenece a hoteles pero hay otras públicas, de fácil acceso. Desde una de las más conocidas, Umm Suqeim Beach, se congela una postal con el Burj Al Arab, al que se conoce como “el hotel vela”, de fondo. En la zona de Dubai Marina también hay playa pública. Aunque esta no se recomienda los fines de semana, porque está repleta de gente, sí aconsejouna caminata por la zona, sobre todo a la noche, para disfrutar de las vistas y de sus restaurantes. -Otro de los programas obligatorios es visitar el Burj Khalifa, el rascacielos que, con sus 828 metros, es el más alto del mundo. En general, los turistas sacan el ticket para subir a su mirador ubicado en el piso 148, pero hay un tip mucho mejor: en el piso 123 se encuentra Atmosphere, el restaurante más alto del mundo. Es que, llega un punto en que ya no se sienten los 20 pisos de diferencia y lo cierto es que para el restaurante hay menos colas que para el observatorio. Tampoco es necesario sacar las entradas con anticipación, pero sí reservar. Luego de haber disfrutado de unos ricos tragos, se recomienda contemplar el show de fuentes y luces que descansa a los pies del Burj Khalifa. Hay un espectáculo cada media hora. -El recorrido no debería soslayar sus mercados y malls. Algunos son demasiado grandes y pueden agobiar a más de un turista con aversión a las multitudes. No en vano, Dubai Mall es el más grande del mundo y Mall of The Emirates lo sigue, en segundo lugar. Pero hay otros souks (mercados) pintorescos, como el Gold Souk, el mayor mercado de oro del mundo, o Souk Madinat Jumeirah, que intenta recrear un mercado antiguo, aunque también ofrece restaurantes, cafés, tiendas contemporáneas y hasta un boliche. Un dato clave: durante enero, tiene lugar el “Dubai Shopping Festival”, que ofrece descuentos de hasta el 70% en casi todas las marcas. Otro imperdible, sobre todo para quienes disfruten del regateo, es el Global Village, una mezcla de Epcot y de “Feria de las Naciones”, donde hay puestos pertenecientes a los principales países del mundo. -En general, tanto los boliches como los restaurantes se alojan en hoteles. Es que, es en estos donde está permitido tomar alcohol, costumbre prohibida para los nativos y en locales que dan a la calle. Pero, si más que buscando shopping y movida nocturna se llega a Dubái tras la idiosincrasia propia de los árabes, entonces hay dos programas imperdibles. El primero: visitar el Centre for Cultural Understanding, donde luego de degustar un almuerzo típico de la región una guía explica los pormenores de la cultura y la religión musulmana. -La escapada al desierto ofrece una variedad bien surtida de programas. Entre ellos, destaca el vuelo en globo aerostático al amanecer. Es ideal para hacer en pareja. A la tarde, los desert safaris incluyen un viaje a toda velocidad por las dunas en 4x4, seguido por paseo en camello y un show de belly dancing en un campamento árabe, bajo las estrellas. -Para los amantes de la adrenalina se recomienda el sandboarding, el alquiler de cuatriciclos por el desierto y, claro, el salto en paracaídas que sobrevuela a La Palmera. Para quienes son osados, pero tampoco tanto, otra gran opción es visitar el parque acuático Atlantis, donde también es posible nadar con delfines. -Para fotos exóticas podés pasar por Miracle Garden, el jardín de flores que, ¿adivinen?, es el más grande del mundo. -Desde Dubái no podés no visitar Abu Dabi, que está a una hora en auto. Imperdible: la mezquita Sheikh Zayed, una obra de arte de la arquitectura religiosa contemporánea. Además, en Abu Dabi se halla el parque de diversiones Ferrari World, que ofrece la montaña rusa más rápida del mundo y el parque de agua Yas Waterworld. ¿Un dato importante? Al pisar este emirato muchos turistas van directo al hotel The Palace, pensando que es donde se filmó la segunda entrega de la película de Sex and The City… Pero, lo cierto es que esta se rodó en Marruecos.


MÁS DATOS DE COLOR: -Dubái cuenta con una tasa de criminalidad del 0%. -La moneda local es el dírham, aunque la mayoría de los taxis y restaurantes aceptan dólares norteamericanos. -Los argentinos necesitan visa, que se tramita online y tarda aproximadamente tres días en aprobarse. -Aunque Dubái sea más liberal que otros emiratos, como Abu Dabi, en ciertos lugares públicos, como los malls y mercados, es importante vestirse con recato. No hace falta cubrirse la cara ni el pelo pero sí los hombros y las rodillas. A los hombres se les aconseja no usar shorts o bermudas. En otros puntos turísticos, como en las playas, restaurantes u hoteles, la vestimenta occidental está permitida. Además, se recomienda no mostrar afecto en público.


© 2020 by Rosario Oyhanarte. Proudly created with Wix.com

  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now